Reflexiones y conclusiones de un año lleno de retos superados.

En el post anterior, reflexionábamos a cerca de todo lo que nos había sucedido a lo largo del 2019, nuestros éxitos, que no han sido pocos, nuestro crecimiento exponencial en lo que a equipo se refiere, nuestro desembarco en Portugal, … si no lo habéis leído os recomendamos que lo hagáis, aquí os dejamos el link.

En este 2019, hemos visto consolidarse al container como elemento constructivo, como unidad de desarrollo de áreas comerciales, residenciales, hoteleras, entertainment y como elemento funcional dentro de varios sectores como ya hemos venido comentando a lo largo de los últimos meses. Y es que lo que sí podemos asegurar es que en este 2019 hemos visto miles de tableros en pinterest en los que se acopiaba información relacionada con obras realizadas con containers, especialmente todo lo relacionado con unidades residenciales, bares y restaurantes. 

Hemos visto también despachos de arquitectura que desarrollaban grandes proyectos como por ejemplo el estadio de fútbol que se está construyendo en Qatar con motivo del mundial de fútbol que tendrá lugar en 2022, del que si tuviésemos que destacar algo sin duda sería su diseño modular, me refiero a que toda el área ocupada por este estadio se puede desmontar y volver a montar rápidamente en un nuevo sitio después del evento algo nunca planteado hasta el momento, cabe destacar que también es un proceso de construcción más ecológico y eficiente que los estadios convencionales, y esto sin duda representa una gran revolución.

Imagen by Pinterest

Hemos sido testigos de como los centros comerciales incorporaban areas en las que poder ofrecer nuevas experiencias mostrando su cara más dinámica con la inclusión en sus espacios de nuevos formatos creados con containers, cabe destacar dos grandes proyectos en los que hemos participado como son Lagoh Sevilla y The Hood en Lisboa, dos proyectos en dos entornos de referencia y de la mano de dos compañías que han tenido la visión de aprovechar las principales ventajas que ofrece este sistema constructivo como son la movilidad, la versatilidad y la rapidez en la que se puede llegar a ejecutar una obra con el uso de containers, sin olvidar por supuesto la creatividad como uno de los principales atributos en los que nos apoyamos para desarrollar nuestros proyectos.

C.C. Lagoh – Sevilla

En este 2019, hemos hecho un estudio profundo de las posibilidades que ofrece este sistema constructivo, donde podemos aportar valor en su máxima expresión y de este estudio hemos sacado un par de datos muy interesantes. Sin duda el sector comercial dentro del ámbito inmobiliario, es uno de nuestros entornos más propicios, concretamente hemos detectado que aportamos mucho valor en áreas como por ejemplo un parque de medianas, los que por cierto son considerados como los nuevos reyes de la inversión inmobiliaria en el ámbito comercial y que llegaron a superar los 300 millones de euros de inversión a lo largo de 2018 y que en este 2019 hemos visto cómo han ido sufriendo transformaciones adaptándose a los nuevos tiempos y nuevos perfiles de consumidor. Y es que a estas áreas se les puede dotar de todo tipo de servicios y oferta tanto dentro del mundo retail como el gastro.


The Hood – Lisboa

Aunque si algo nos ha sorprendido gratamente ha sido que por fin el mercado ha mostrado una mayor confianza en el container, ha perdido el miedo y ha decidido salir de su zona de confort, nos han planteado retos muy importantes y hemos dado soluciones a todos y cada uno de ellos con solvencia, destacaría de entre todos dos de ellos. Nos tocó hacer volar un container a más de 40 metros para poder sortear barreras arquitectónicas y así poder instalarlo en el lugar asignado.

El otro gran reto de este 2019 ha sido sortear un espacio lleno de columnas que bajaban en diagonal para conectar la primera planta con la cota cero del espacio y en el que había que colocar unas cuantas decenas de containers. ¿ Cómo lo hicimos? fue tan sencillo como integrar esas columnas que inicialmente representaban un obstáculo en el interior de los containers haciendo que estos formen parte del propio diseño del espacio comercial creando un efecto visual que visto desde arriba impacta, ya que es un ejercicio brillante de nuestro equipo de arquitectos e ingenieros y visto desde dentro es prácticamente imperceptible.

The Hood – Lisboa

Una de las principales conclusiones a las que hemos llegado es sin duda la proyección y el recorrido que nos queda por delante a lo largo de los próximos años, ya que si este 2019 nos ha regalado momentos inolvidables en los que hemos superado retos como los que os contamos en este post, 2020 viene lleno de nuevos retos, nuevas experiencias y muchas ilusiones.

Os recomendamos que nos sigáis de cerca, que no os perdáis nada de lo que os vamos a contar a lo largo de 2020, para ello es importante que nos sigáis a través de nuestras redes sociales Linkedin e Instagram y que participéis activamente, estaremos encantados de entablar conversaciones, compartir conocimiento y como no afrontar los nuevos retos que nos queráis plantear para dar respuesta y solución a aquellas necesidades que seguro os van surgiendo en el desarrollo de nuevas áreas y nuevos espacios.